MALTRATO A MENORES

Es difícil definir qué se entiende por maltrato infantil porque a lo largo de la historia han sido múltiples las definiciones que han ido apareciendo, paralelamente a los cambios que se han ido introduciendo en el concepto de infancia, en el concepto de educación...

 


- A. Martínez Roig y J. de Paúl (MARTINEZ ROIG, A. y DE PAUL OCHOTORENA, J.: Maltrato y abandono en la infancia. Ed. Martínez Roca. Barcelona, 1993) aportan varias definiciones a partir de las cuales extraen una según la cual el maltrato infantil consiste en: «las lesiones físicas o psicológicas no accidentales ocasionadas por los responsables del desarrollo, que son consecuencia de acciones físicas, emocionales o sexuales, de comisión u omisión y que amenazan el desarrollo físico, psicológico y emocional considerado como normal para el niño».

 

- El centro de protección de la infancia de Berlín destaca que: «Los malos tratos infringidos a un niño no solo son un acto de brutalidad aislado ejercidos sobre él sino que deben considerarse todo un conjunto de condiciones, actos, negligencias, que hacen que los derechos a la vida, educación y ayuda real sean restringidas; es decir, las diferencias entre estos derechos y sus condiciones de vida reales constituyen el conjunto de malos tratos».

De forma grave se entiende: «Cualquier acto por acción u omisión realizado por individuos, por instituciones o por la sociedad en su conjunto y todos los estados derivados de estos actos que priven a los niños de su libertad o de sus derechos correspondientes y/o que dificulten su optimo desarrollo».

El incremento de la sensibilidad social respecto a los abusos sexuales y demás maltratos en la infancia ha aumentado la detección de casos de niños que han sido objeto de abusos o en riesgo de serlo.

 

 

Podemos hablar de una triple coincidencia que ha contribuido a este incremento: La demanda por parte de la sociedad de que se aumenten los niveles de calidad en la protección de los niños y adolescentes, el reciente desarrollo legislativo en nuestro país y la concienciación por parte de los profesionales, a partir de diferentes disciplinas, respecto a potenciar dicha mejora.

TIPOS DE MALTRATO A MENORES:

El maltrato infantil puede ser de muchos tipos. Una clasificación puede hacerse en base al contexto en el que se produce, distinguiendo así entre el maltrato intrafamiliar y el extrafamiliar.

Intrafamiliar:

Maltrato intrafamiliar sería aquel que se produce dentro del hábitat familiar del niño y los agresores o maltratadores son las personas que conviven con él y a cuyo cargo está el menor. Se entiende: «Aquellos actos que por omisión u acción se producen dentro del entorno familiar del niño». No sólo actos violentos sino todas las conductas o actitudes inadecuadas. Los agentes directos pueden ser cualquiera de los miembros que conviven con el niño y tiene a su cargo su educación, formación y cuidado. Todos estos comportamientos van a influir en la vida del niño teniendo consecuencias directas sobre su desarrollo evolutivo.

- Actos por omisión: Son comportamientos que implican negligencia o abandono. Las negligencias son actuaciones inconvenientes por parte de los cuidadores y responsables de la educación del niño ante sus necesidades físicas, sociales, psíquicas e intelectuales, así como una falta de previsión de futuro. Cabe destacar:

-  Caídas: Desde una ventana debido al descuido de sus cuidadores.
- Asfixias: Se producen de forma accidental por sumergirse en la bañera, con bolsas de plástico, al meterse algo en la boca...
- Quemaduras: Producidas por deformaciones que influyen en su desarrollo.
- Intoxicaciones: Uso abusivo de materiales de limpieza mal guardados.
- Accidentes de trafico: Ocurren cuando al estar en la calle sus cuidadores se despistan.
- Negligencia del cuidado medico: Sus cuidadores niegan que sean sometidos a alguna operación quirúrgica, transfusión, medicación...
- Desnutrición:Eel niño es alimentado de forma inadecuada.
- Falta de higiene: La piel se recubre de una coraza y no es eliminada.
- Exposiciones climáticas adversas: Lesiones como consecuencia de estar expuestos al sol, al frio...

- Abandono físico y emocional: Es un grado extremo de la negligencia ya que las necesidades del menor no son atendidas adecuadamente:

- Físico: Son abandonados en lugares públicos, dejados en casa, se les encierra..
- Emocional: Falta de respuesta ante señales o expresiones emocionales. Algunas conductas serian:Lla indiferencia, la no disponibilidad, la incapacidad de responder, indiferencia, la falta de comunicación...
- Maltrato prenatal: Casos donde la madre gestante incurre en negligencia o conductas inapropiadas que pudiendo ser evitadas, ponen en peligro la vida del feto con consecuencias negativas: Alimentación deficitaria, exceso de trabajo o ejercicio físico, hábitos tóxicos... Es especialmente preocupante el caso de las madres adictas a las drogas que no abandonan el hábito durante el embarazo.

- Actos por acción: Serían las conductas o comportamientos que suponen una agresión directa ya sea física, psicológica o emocional:

- Maltrato físico: Cualquier acción no accidental sino intencionada que le provoca daños, lesiones o enfermedades. Se incluyen contusiones, fracturas, lesiones, quemaduras...
- Maltrato psicológico y/o emocional: Aquellas conductas que causan o pueden causar deterioro o retraso en el desarrollo emocional, social o intelectual del niño. Se incluyen insultos, rechazos, amenazas, humillaciones, desprecios, criticas, la desvalorización repetida, las exigencias superiores a las capacidades... Es un acto que rebaja la autoestima del niño o bloquea las iniciativas infantiles.

Destacar también el Síndrome del bebe zarandeado: Un tipo de maltrato infantil en el que se sacude fuertemente a los bebés. Agitar con brusquedad a un recién nacido para calmar su llanto puede generarle lesiones irreversibles o incluso la muerte. Este síndrome se presenta porque un adulto vuelca su frustración o ira en el bebé, generalmente porque no cesa de llorar o está muy inquieto.

Los bebés recién nacidos y lactantes son extremadamente vulnerables porque sus cabezas son muy grandes en comparación con su cuerpo; los músculos del cuello son débiles y su cerebro no se ha desarrollado completamente. La situación más típica es la madre joven e inexperta, que se encuentra sola con un bebé que llora, sin que ella logre calmarlo. Su desesperación la lleva a sacudirlo violentamente, en general por los hombros, causándole daño cerebral, ceguera, parálisis, fracturas, muerte...

Puede suceder también, cuando los padres por juego, sacuden fuertemente a sus bebes.

Cómo reconocerlos:

- Lesión cerebral sin evidencia de trauma externo con los siguientes signos: Alteración de la conciencia, coma, convulsiones.
- Lesión cerebral con evidencia de sangrado, laceración, contusión cerebral.
- Hemorragia en la retina .

 

- Asociadas a las lesiones cerebrales pueden apreciarse lesiones óseas, trauma abdominal y trauma toráxico (de donde se sostuvo al bebé para sacudirlo).

- Abuso sexual: Cualquier contacto sexual con un menor de 18 años, por parte de un adulto desde una posición de autoridad y poder. Se considera abuso sexual tanto el contacto físico, como por ejemplo penetración, tocamientos, vejaciones, incesto... como cuando no existe este contacto: Seducción verbal, insinuaciones, exposición de órganos sexuales...

Entre otros se distingue:

- Incesto: Contacto físico entre miembros de la propia familia haya o no consanguinidad.
- Violación: Cuando existe penetración vaginal, anal o bucal por parte de una adulto hacia un menor ya sea con el pene o cualquier parte del cuerpo o con un objeto.
- Vejación sexual: Conducta sexual que implica tocamientos intencionados con o sin agresión, con o sin ropa. Se incluye: Alentar, forzar o tocar con la finalidad de obtener placer o gratificación sexual, mostrar fotografías o películas de carácter sexual...

- Síndrome de Münchhausen por poderes: Se entiende la simulación o aparentar síntomas físicos o patológicos en terceras personas. Esto puede llevarse a cabo a través de la administración o inoculación de sustancias, por la manipulación de excreciones o simplemente con la sugerencia de una sintomatología difícil de demostrar. Las madres pueden fingir un historial falso porque una posible enfermedad puede unir más a la pareja, distrae de otros problemas...


Extrafamiliar o institucional:

Es aquel que se produce fuera de la familia y que puede estar dirigido al niño en concreto o a la infancia en general. En este segundo tipo las manifestaciones son mucho más difusas. Martínez Roig y de Paúl lo definen como «cualquier legislación, programa, procedimiento, actuación u omisión procedente de los poderes públicos o derivada de la actuación individual del profesional o funcionario, que conlleva abuso, negligencia, detrimento de la salud, seguridad, bienestar emocional y físico o que viola los derechos básicos del niño».

Son aquellas situaciones de maltrato o de trato inadecuado que se producen fuera del ámbito familiar por parte de profesionales. Pueden producirse tanto en instituciones dedicadas al cuidado del menor como en el ámbito escolar, sanitario, medios de comunicación o instituciones jurídicas o sociales:

- Instituciones: Actos de comisión o de omisión, y condiciones o acciones permitidas en el contexto de organizaciones, sistemas de protección del menor y programas llevados a cabo en centros, que violan los objetivos del cuidado institucional del menor, con amenaza para su correcto desarrollo. Profesionales con falta de preparación, exceso de trabajo, poca ética, programas de la institución que no cumplan con los niveles mínimos de calidad, un sistema de protección infantil que no garantiza la seguridad...
- Sistema educativo: Desigualdad de oportunidades, obstaculización del desarrollo normal, discriminación, permisividad excesiva o extrema...
- Sistema sanitario: Negligencias, deficiencias en la selección de personal adecuado...
- Medios de comunicación: Debido a su gran influencia repercute en nuestros pensamientos, opiniones, actitudes... Muchas veces reflejan una realidad desvirtuada con las consecuencias negativas que eso conlleva.
- Sistema judicial: No responder a características concretas del niño, aplicación de leyes que poco favorecen al menor, situaciones de no respeto a los derechos del menor...
- Social: Acciones voluntarias que atetan contra los derechos humanos. Los menores son obligados a trabajar, a mendigar, objeto de abusos...

- Mendicidad: Existen muchas situaciones donde los menores son inducidos por sus padres u otros adultos para dar lástima al transeúnte. Acompañan a sus padres o están solos para obtener una limosna. Es un delito penado ya que atenta contra la dignidad de la persona, sobre todo en los menores, pues todas las conductas que incumplan los Derechos del Niño deben considerarse maltrato infantil. En la mayoría de los casos se trata de una forma de subsistencia para la familia con escasos recursos económicos, otras son víctimas de mafias y redes que buscan un lucro, maltratándoles física y psicológicamente.

- Explotación laboral: La explotación laboral es el uso del menor para la obtención de beneficios económicos. Se le obliga a realizar trabajos que exceden los límites de lo habitual, ya que deberían ser realizados por adultos, y que además interfieren en sus actividades y necesidades. Aquí podríamos incluir la mendicidad, ya que supone la utilización esporádica o habitual del niño para mendigar.

 

UNICEF (United Nations Children´s Fond: Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) se dedica desde sus inicios a proteger las vidas de los niños de todo el mundo. Desarrolla un conjunto de criterios básicos para determinar si el trabajo infantil es explotador.

Define el trabajo infantil inapropiado:

- Dedicación exclusiva a una edad demasiado temprana.
- Se pasan demasiadas horas trabajando.
- El trabajo provoca estrés físico, social o psicológico indebido.
- Se trabaja y se vive en la calle en malas condiciones.
- El salario es inadecuado.
- El niño tiene que asumir demasiadas responsabilidades.
- El trabajo le impide el acceso a la escolarización.
- El trabajo mina la dignidad y autoestima del niño o impide conseguir un pleno desarrollo social y psicológico.

También diferencian entre aquellos niños que dentro de sus familias trabajan para ellas y su situación de pobreza de aquellos que son explotados por un patrón externo.
     
En el mundo existen muchos menores que trabajan en fábricas, en la agricultura, en la minería, en pequeñas industrias, en talleres de artesanía, en tiendas o como vendedores ambulantes. A veces los destinan a ocupaciones peligrosas, en lugares de trabajo con poca iluminación y ventilación, con condiciones sanitarias y de seguridad deficientes. En alguno países en vías de desarrollo es usual, debido al atraso económico y al aumento de la población, que muchos niños pequeños sean vendidos para el servicio doméstico. A menudo no se les paga por sus servicios al ser considerados como «adoptados». Esta situación hace posible el trabajo excesivo, los malos tratos y la explotación. Pero sin educación muchos niños no encontraran mejores oportunidades, con los que muchos, a su vez, necesitarán ser ayudados por sus hijos para aumentar los ingresos familiares.

Los factores de pobreza, tradiciones culturales (en muchos países se tolera el trabajo infantil), prejuicios hacia grupos étnicos, religiosos, raciales, discriminación sexual, acceso inadecuado a la educación, búsqueda de mano de obra fácil... ha existido desde hace siglos. Lo nuevo es la globalización económica que pretende crear lazos entre distintas economías nacionales. Este factor contribuye a incrementar el trabajo infantil debido a la competencia en el mercado global, que hace que todo el mundo busque aminorar los costes de producción.

Mientras tanto, los recursos socioeconómicos de las familias, la pobreza en definitiva, asociada a la falta de educación, forman una vez más el círculo vicioso en el que los menores acaban perdiendo su libertad para ser víctimas de la explotación, el analfabetismo, las enfermedades, la malnutrición, el envejecimiento precoz...

Las secuelas físicas y psíquicas que éstas formas de trabajo provocan en los menores marcan el resto de sus vidas, a no ser que los gobiernos endurezcan sus legislación, se ejerzan vigilancias sobre la esclavitud infantil, la educación sea realmente obligatoria, etc.

La OIT es la Organización Internacional del Trabajo que se creó en 1919 y uno de sus objetivos es promover y cumplir los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Entre sus principios se encuentra la eliminación efectiva del trabajo infantil. Este principio se consagró en el Convenio número 138 (1973) sobre la edad mínima, no accediendo al trabajo hasta haber cumplido con la enseñanza obligatoria, o en todo caso, no ante de los 15 años, extendiéndose esta prohibición hasta los 18 años en aquellos casos en los que se trata de actividades que supongan riesgo.

La OIT creó un programa especifico, Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), donde se realizan actividades de sensibilización y movilización. Las actividades de intervención directa dan prioridad a la prevención e incluye la búsqueda de soluciones alternativas como empleos dignos para los padres de los niños que trabajan, facilidades de readaptación, educación y formación para los niños.

La Conferencia sobre el Trabajo Infantil (máximo órgano de la OIT) celebrada en Oslo (1997) se fijó como objetivo primordial la eliminación del trabajo infantil. Se abrió entonces un proceso de reflexión internacional sobre la situación de la infancia.

Se adoptan medidas para garantizar la supresión inmediata de todas las formas extremas de trabajo infantil, tales como:

- Formas de esclavitud: Venta, tráfico forzoso, servidumbre por deudas y la condición de siervo.
- Utilización, contratación u oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, como prostitución, producción de pornografía...
- Cualquier otro tipo de actividades que por su naturaleza o por las circunstancias en que se lleva a cabo, pueda suponer una amenaza para la salud, seguridad, moralidad del niño... En estas se incluyen los trabajos donde esté expuesto a abusos de orden físico, emocional o sexual, trabajos subterráneos, bajo agua o en sitios peligrosamente elevados, trabajos con maquinaria o herramientas peligrosas o que conlleve cargas pesadas, trabajos en un medio insalubre donde implique exposición a sustancias peligrosas, temperaturas extremas, niveles de ruido, trabajos en condiciones difíciles con horarios prolongados, nocturnos...

Algunas conclusiones de esta Conferencia fueron:

- Una de las prioridades es proteger al niño contra la explotación o contra cualquier desempeño que pueda ser peligroso o dificultar su educación, o ser perjudicial para su salud o desarrollo físico, mental, moral, social...
- El trabajo infantil es consecuencia y causa de la pobreza. El empleo de mano de obra infantil retarda el crecimiento económico y social y es una violación de los derechos humanos. Es necesario estrategias destinadas a reducir y eliminar la pobreza. La cooperación internacional puede contribuir a fijar pautas y modelos para reducir la pobreza.
- Los trabajadores infantiles corren peligro en cuanto a salud, seguridad, educación, desarrollo físico, mental, moral, social...
- La educación es un recurso fundamental para impedir y eliminar el trabajo infantil. Los menores fuera del sistema educativo son mas vulnerables a distintas formas de explotación. Es necesario una educación básica obligatoria, asequible, adecuada, de calidad, gratuita para todos...
- La acción eficaz contra el trabajo infantil requiere compromiso por parte de los gobiernos y todos los sectores de la población. La obligación de desarrollar programas políticos, legislación, estrategias, medidas adecuadas, medidas preventivas...

ACCIONES A NIVEL INTERNACIONAL:

- Incrementar la orientación global a la pobreza en los programas de ayuda, prestando atención a la población mas desfavorecida facilitándoles el acceso a un empleo, educación, asistencia sanitaria, servicios sociales...
- Prestar asistencia a aquellos países que luchan activamente en la eliminación del trabajo infantil.
-l Participar con instituciones financiaras internacionales...

ACCIONES A NIVEL NACIONAL:

- Política social y económica para combatir la pobreza centrándose en las necesidades de las familias y de la comunidad.
- Planes nacionales de acción en pro del niño, incluyendo estrategias que integren medidas sociales, económicas y políticas orientadas a la erradicación del trabajo infantil.
- Cambios en la percepción social e incremento de la concienciación.
- Apoyar la cooperación entre gobierno, organizaciones de trabajadores y empresarios para aunar esfuerzos.
- Estimular las inversiones del sector privado.
- Apoyar la sustitución de trabajadores infantiles por adultos desempleados.
- Alentar a los medios de comunicación para contribuir a la movilización social facilitándoles información.
- Mejorar los procedimientos judiciales y aplicación legal.
- Sistemas de inspección laboral.
- En cuanto a la educación: Todos los niños tienen derecho a la educación. Todo trabajo que dificulte la educación del niño deberá ser considerado inaceptable:

 

- Formular un programa a plazo fijo de educación básica obligatoria.
- Igual acceso a la educación.
- Oportunidades de formación profesional y programas de aprendizaje.
- Integrar a los niños trabajadores en el sistema educativo formal.
- Necesidad de leyes y reglamentos que aseguren a todos los menores al acceso al sistema educativo.


- Corrupción: Actos delictivos y drogas: Pueden darse tanto dentro como fuera de la familia del menor. Los adultos promueven o inducen en los menores a realizar conductas antisociales o desviadas, actos delictivos...relacionados con agresión, apropiación indebida, sexualidad, tráfico o consumo de drogas.

- Abuso sexual: Como ya se ha mencionado al hablar del abuso dentro de la familia también se producen abusos sexuales fuera de ella.

Los abusos sexuales se definen a partir de dos grandes conceptos:

- Coerción: (con fuerza física, presión o engaño) debe ser suficiente para que una conducta sea etiquetada como abuso sexual.
- La diferencia de edad entre el agresor y la víctima: La diferencia de edad impide la libertad de decisión.

El Código Penal sanciona los siguientes atentados «contra la libertad e identidad sexual»:

* Agresiones sexuales: Se caracterizan por la utilización de violencia e intimidación.
* Abuso sexual: Diferencian entre:
- Básico: Cualquier atentado a la libertad o identidad sexual sin consentimiento, violencia o intimidación.
- Cualificado: Cuando el atentado implica acceso carnal por vía vaginal o anal o la introducción de objetos por las mismas.

El Código Penal sanciona a quien mantenga relaciones sexuales con menores ya que se entiende que su consentimiento prestado no es válido.

- Acoso sexual: Solicitud de favores sexuales, para si o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios y siempre que este comportamiento provoque a la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil y humillante.
- Explotación sexual: Se refiere a implicar a menores de edad en conductas o actividades que tengan que ver con la producción de pornografía, promover la prostitución infantil, obligar a los niños a ver actividades sexuales de otras personas, conductas sin contacto físico como las peticiones sexuales o el voyeurismo (forma compulsiva de comportamiento sexual en el cual una persona, por lo general hombres, sienten placer sexual al mirar las actividades sexuales de otras personas o al mirar a otros desvestirse).

La explotación sexual infantil se puede definir como «la acción de contratar u ofrecer los servicios de un menor para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación».

En relación con menores de edad se tipifican las siguientes conductas:

- Inducción, promoción, favorecimiento o facilitación de la prostitución en menores.
- Utilización de violencia, intimidación, engaño o abuso de una situación de superioridad o vulnerabilidad que induce a un menor a prostituirse.
- Favorecimiento, directa o indirectamente, de la entrada, estancia o salida del territorio nacional, con el propósito de la explotación sexual, empleando la violencia, intimidación, engaño o abusando de una situación de superioridad.
- Utilización de menores en espectáculos exhibicionistas o pornográficos tanto públicos como privados.
- Producción, venta, distribución o exhibición de material pornográfico para el que se han utilizado menores. También la facilitación de este material incluso si es extranjero o desconocido.
- Coacción a un menor para que participe en un comportamiento de naturaleza sexual que perjudique su evolución o el desarrollo de su personalidad.

Dentro de las conductas de explotación se incluyen:

- Exhibicionismo y provocación sexual: Consisten en ejecutar o hacer ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad y por otro lado vender, difundir o exhibir por cualquier medio directo material pornográfico entre ellos. Ambos atentados contra la libertad sexual solo se pueden castigar cuando se involucra a menores de edad.
- Prostitución: Es una de las formas de maltrato más graves que existen ya que atenta contra la dignidad y los derechos fundamentales de toda persona. Es más frecuente en otros países que en el nuestro (en el Sudeste Asiático se ha convertido en un modo de supervivencia) donde son obligados a mantener relaciones sexuales, otros son raptados para este fin o vendidos a proxenetas y mafias que les fuerzan a ejercer la prostitución con las graves secuelas que esto conlleva.

La fuerte crisis económica y el aumento de desempleo que se vive en los países afectados, están fomentando los factores que impulsan la industria del sexo. Ello supone una fuerte contribución al empleo y una entrada importante de ingresos en los países donde se desarrolla.

Una vez introducido en el mercado del sexo, el menor tiene cada vez mayores problemas para encontrar fuentes de ingresos alternativos, ya que la falta de educación, la mala salud (incluso con graves enfermedades de transmisión sexual como el SIDA), el estigma que supone haber trabajado en el turismo sexual,... son grandes obstáculos para reinsertarse en la sociedad con un trabajo digno.

- Redes de pornografía infantil y pederastas: Los consumidores de este tipo de productos disfrutan con niños y niñas en actitudes provocadores o realizando actividades sexuales con adultos u otros menores. Estos agresores, pederastas, son de todas las clases sociales.

Las nuevas tecnologías como Internet han supuesto un potente medio de transmisión de información e intercambio de pornografía infantil.

A pesar de que se han adoptado medidas legislativas sobre abusos sexuales en diferentes países del mundo, estas medidas no son suficientes ya que siguen produciéndose estos hechos.

Sin intención de generalizar pero analizando las estadísticas podemos concluir con algunas consideraciones:

- Los abusos sexuales en niños se dan en todas las edades pero son mas frecuentes entre los 10 y los 13 años.
- La depresión es la patología más claramente relacionada con los abusos sexuales.
- La mayoría de los menores que sufren abusos terminan manifestándolo en sus cambios bruscos de comportamiento.
- Pocos menores reciben tratamiento aunque todos necesiten ayuda.
- Los agresores son mayoritariamente varones que habitualmente exigen víctimas del otro sexo.
- Son precoces en su comportamiento de abuso incluso antes de los 16 años.
- En la mitad de los caos son desconocidos .
- Existen indicios de un incremento de los abusos cometidos por adolescentes y jóvenes asociado entre otros factores al abuso de alcohol.

 

PEDOFILIA Y PEDERASTA:

Estos dos términos se confunden y se usan indistintamente como si fueran sinónimos pero realmente tienen matices distintos:

La pedofilia o paidofilia sería un trastorno sexual y de la identidad sexual incluida en las parafilias. Las parafillias se caracterizan por impulsos sexuales intensos y recurrentes, fantasías o comportamientos que implican objetos, situaciones, actividades poco habituales. Este trastorno producen malestar y deterioro social, laboral o de otras áreas importantes para la actividad de esa persona. Se incluyen en las parafilias el exhibicionismo, fetichismo, pedofilia, masoquismo sexual, sadismo sexual, voyeurismo...

La pedofilia supone actividades sexuales con niños prepúberes o simple atracción erótica o sexual (generalmente menores de 13 años). El individuo con este trastorno debe tener 16 años o más y ha de ser por lo menos 5 años mayor que el niño. Declara sentirse atraído por los niños, decatándose por uno o ambos sexos. Los que se sienten atraídos por niñas generalmente las prefieren entre 8 y 10 años (suele ser lo más común) y los que se sienten atraídos por niños los desean algo mayores. Utilizan a los niños según sus impulsos. Sus actividades pueden ir desde desnudarlos, observarlos, exponerlos frente a ellos, masturbarse en su presencia... hasta acariciarlos, tocarlos, efectuarles felaciones, penetración vaginal, anal, introducirles objetos... Estas actividades se explican comúnmente con excusas o racionalizaciones de que «pueden tener valor educativo para el niño», «el niño también obtiene placer»...

El pederasta sería el hombre que comete pederastia, que consiste en abusos sexuales deshonestos con los niños.

Los pedófilos y los pederastas actúan de distintas formas para conseguir lo que quieren:

- En salas de juegos o recreativos, donde eligen al menor e intentan ganarse su confianza invitándole a una partida.
- En zonas marginales, donde buscan niños desatendidos o con carencias y les ofrece un trabajo.
- En la salida del colegio y parques, haciéndose pasar por un familiar u optando por el secuestro.
- En discotecas, captándolos utilizando a otros menores como «gancho».
- A través de Internet se introducen en los canales de conversación o «chats», y haciéndose pasar por niños en busca de amigos, conciertan una cita.
- A través de revistas donde se publican secciones para intercambiar correspondencia.
- En superficies comerciales, aprovechando un despido de sus familiares lo llevan al servicio y lo cambian de ropa.
- Dentro del hogar no hay que olvidar que también se cometen abusos sexuales.

Aunque no existe un perfil exacto se puede hacer una aproximación de alguna de las características de los ya detenidos por este motivo: Se trataría de varones que superan los 35 años de edad, con profesiones cualificadas, que buscan trabajos o actividades que les permitan estar en contacto con niños, tienen una familia a su cargo y su nivel social es medio alto. No reconocen los hechos ni asumen su responsabilidad, no suelen tener antecedentes penales y su nivel de reincidencia es altísimo.

Por qué lo hacen?:

Pueden existir muchos factores: No son capaces de controlar su conducta, falta de control de impulsos, falta de habilidades y valores sociales para resolver sus necesidades sexuales con otros adultos, retraídos, no saben seducir...

Los investigadores Groth y Birnbaum propusieron una tipología de agresores:

* El primero y más numeroso esta formado por agresores que usan el engaño, la persuasión o presión psicológica para conseguir que los niños acepten las conductas que le propone. No usan la violencia sino que se basan en la autoridad de adultos, padres, maestros... Se incluirían:

 

- Los pedófilos: Sujetos inmaduros que no son capaces de adoptar pautas de comportamiento sexual adulto.
- Adultos que mantienen relaciones sexuales con otros adultos: Llevan una vida sexual aparentemente normal, pero que en determinadas circunstancias abusan sexualmente de menores. Entre estas circunstancias se encuentran conflictos maritales, la insatisfacción sexual, la baja autoestima, abusos de drogas...

* El segundo grupo está integrado por los que usan la violencia o diferentes formas de agresión. Su deseo no está orientado exclusivamente en niños pero son más fáciles de dominar sin riesgos para el agresor:

- Se sienten angustiados por otros motivos y desplazan sus sentimientos buscando compensaciones.
- Disfrutan usando el poder.
- Disfrutan cuando la actividad sexual va acompañada del sufrimiento del niño.

 

MUTILACIONES:

La mutilación genital femenina (MGF) es una práctica denominada por algunos como «circuncisión» o «excesión», típica de la cultura islámica en la población musulmana. Consiste en la extirpación o corte de parte o partes de los genitales externos de las mujeres. Se emplean diferentes términos para nombrarla:

* Circuncisión femenina: Es el más antiguo, pero tiene el inconveniente de que resalta las escasas semejanzas con su homónima masculina y oculta las múltiples diferencias que la hacen mucho más rechazable.
* Ablación: (extirpación o separación de alguna parte del cuerpo) y excisión (corte) son términos neutros que hacen referencia al procedimiento empleado.
* Mutilación genital femenina: Es un término cargado de denotación negativa, que indica que es algo rechazable. Tiene el inconveniente de ser poco aceptable para empezar el diálogo con las personas implicadas.

Las modalidades más usuales son:

-Circuncisión: Eliminación del prepucio del clítoris, generalmente acompañada de extirpación parcial o total del clítoris (clitoridectomía).
-Una forma de excisión: Extirpación total o parcial del prepucio, del clítoris y de los labios menores dejando los labios mayores intactos.
-Excisión del clítoris y los labios mayores y menores y sutura de ambos lados de la vulva. Se deja un pequeño orificio que permite la salida de la orina y la sangre menstrual (infibulación).

 

En algunos países se producen mutilaciones masivas. Esta agresión está muy extendida en África y Asia. Entre sus consecuencias están:

- Pérdida del deseo y el placer sexual, no sólo por cuestiones fisiológicas (no es cierto que la pérdida de un órgano o de parte de él suprima el deseo) sino porque precisamente su objetivo es hacer mujeres sin sexualidad propia.
- Dolor en el coito.
- Infecciones pélvicas con esterilidad.
- Mortalidad materno-fetal por dificultad en los partos debida a la infibulación.
- Muerte por hemorragia al hacer la ablación sin medidas sanitarias.
 
En cualquier caso la ablación es una agresión que tiene graves consecuencias físicas y psicológicas y forma parte de los mecanismos de opresión de las mujeres, ya que está destinada a controlar la sexualidad de las mujeres y a veces a aumentar el placer de los hombres a costa de ellas.

Algunos tópicos erróneos o discutibles:

- La ablación es una costumbre musulmana: La ablación se practica en algunos países africanos, bastantes de ellos de mayoría musulmana. Pero la gran mayoría de pueblos musulmanes del mundo no la practican y en los países en que se realiza también la practican minorías no musulmanas. En el Corán no se menciona, no siendo por tanto una práctica musulmana e incluso se han descubierto momias mutiladas que datan de antes de la aparición del Islam, aunque en los países donde están extendido es considerado como una parte del Islam.

En los hadith (dichos que la tradición atribuye al Profeta) se encuentra uno que lo recomienda como caridad y otro que recomienda «hacerlo sin quitar mucho, de la manera que resulte mejor para la mujer y para el marido», pero son débiles y dudosos.

Mantener el tópico que considera la ablación una práctica islámica refuerza los prejuicios antiislámicos y el racismo asociado a ellos a la vez que obstaculiza la eliminación de la ablación reforzando la posición de quienes mantienen que es un deber para las musulmanas.

- La ablación se eliminará con medidas jurídico-penales: Como otras manifestaciones del sexismo, la ablación es condenable y se debe buscar su desaparición. Pero la condena o la intervención desde fuera de las comunidades que la realizan se ha demostrado ineficaz e incluso contraproducente. En los países donde la ablación es tradicional la prohibición de la ablación por los estados tiene un valor moral importante. Por otra parte en los países europeos y en concreto en España, donde es una práctica reciente y minoritaria, está penalizada como ataque a la integridad física dentro del Código Penal, que es válido para todos los miembros de la sociedad, independientemente de cual sea su lugar de origen.

Pero la persecución no es suficiente para eliminar la ablación. Lo más importante es el debate, la educación y el convencimiento, ya que sin ello seguirá siendo una práctica clandestina y apartará más a las mujeres y niñas circuncidadas del resto de la sociedad en el sistema sanitario, colegios...

 

INDICADORES DE MALOS TRATOS:

Muchos son los indicadores presentados por los niños que nos informan que se están produciendo malos tratos o abandonos. Son signos tanto físicos como en su comportamiento personal y social. Por si solos no son suficientes para demostrar la existencia de malos tratos ya que habrá que considerar la frecuencia, cómo se han producido, dónde, con quién, circunstancias, características determinadas para cada caso...

Indicadores presentados por los niños:

-Físicos: Señales físicas repetidas como cardenales, quemaduras, presencia de dolores frecuentes sin causa aparente, problemas de malnutrición, vómitos, problemas en el desarrollo evolutivo, retraso en el crecimiento, falta de cuidados médicos básicos...
- Comportamentales: Cansancio, conductas agresivas, rabietas severas, relaciones hostiles o distantes, conducta de masturbación en público, conductas antisociales, regresiones conductuales como mutismo o miedo.
-Emocionales: Apatía, actitud hipervigilante, intento de suicidio, trastornos del sueño o de alimentación, trastornos en la relación...

Los niños abusados sexualmente presentan unos indicadores específicos respecto a otro tipo de maltrato: Desconfianza, incertidumbre y silencio cuando se les pregunta, lesiones en la zona genital, manifestaciones de temor, rechazo a estar a solas en presencia del agresor, problemas nocturnos, conductas sexuales inapropiados a su edad, dificultades para andar o sentarse, agresividad sexual hacia otros niños, intenso sentimiento de culpa, conductas represivas...

Indicadores presentados por los padres:

Los indicadores presentados por los padres o cuidadores que tienen a su cargo menores son conductas o actitudes que nos indican la posibilidad de que se están produciendo situaciones de maltrato. Son difíciles de observar teniendo que inferirse a través de otros medios: Centros escolares, sistema sanitario, servicios sociales o vecindario. Podemos destacar: Poca preocupación por el bienestar de los hijos, poca vigilancia, desvalorización en público, escasa relación afectiva compensada con bienes materiales, trato desigual ante hermanos, justificación de disciplina autoritaria, aislamiento social, abuso de sustancias, relaciones de pareja desestructurada, peleas agresivas entre ellos...

Detectados por el psicólogo:

Únicamente se detecta aquello que se conoce, de ahí que el psicólogo deba tener información actualizada sobre:

- Las características específicas de la dinámica relacional que generan los malos tratos.
- Los factores de riesgo.
- Los indicadores que hagan sospechar la existencia de maltrato de tipo físico, emocional, conductual y sexual.
- Los efectos que comportan los malos tratos en el desarrollo de los niños y los jóvenes.

Saber que existen innumerables mitos y falsas creencias en relación al tema que dificultan la detección. Por ejemplo, el pensar que sólo se producen en determinados niveles socioeconómicos o culturales, considerar que los abusos intrafamiliares son poco frecuentes...

- Actitud del psicólogo: Se recomienda escuchar, atender y dar siempre credibilidad a las manifestaciones efectuadas por niños y adolescentes. Si posteriormente se considerase que aquello que nos han manifestado no es creíble, tendremos que valorar qué es lo que les ha conducido a expresarse en dicho sentido, ya que puede indicar la existencia de un malestar que requiere orientación.

* Actuación:

- Objetivar y contrastar la posible detección, e intercambiar puntos de vista con otros profesionales del mismo equipo o de otros servicios.
- Evaluar el nivel de urgencia de la situación.

Se pueden distinguir tres tipos de situaciones: De riesgo, de sospecha o de certeza de maltrato. En cada uno de los casos la evaluación de urgencia se hará en función de:

- La necesidad de asistencia médica o psicosocial del menor.
- La necesidad de protección judicial-policial-administrativa del menor.
- La necesidad de recoger pruebas forenses antes de la desaparición de éstas.

La actuación en situación de crisis debe permitir asegurar la protección del menor reduciendo con ello al máximo su sufrimiento. Es preciso mantener una postura reflexiva y activa en la que se evitará tanto la precipitación como la inhibición.

La notificación consiste en comunicar aquello que sabemos a los equipos de la Administración que se ocupan de la protección del niño o a los de la Justicia, que están organizados en el territorio conforme a unos circuitos que es preciso conocer. La notificación es uno de los primeros pasos que deben darse para ayudar al niño y a los adultos, al margen de la dimensión punitiva que más tarde pueda de ella derivarse.

Detectados por el sistema sanitario:

Tanto la atención temprana como la especializada pueden detectar los malos tratos que se produzcan dentro de la familia:

- En el menor: Pudor inexplicable de la exploración genital, miedo injustificado a la visita médica, cambio conductual con respecto a su casa...
- En los cuidadores: Despreocupación en el cumplimiento de tratamientos médicos, en la administración de vacunas, escasa dedicación cuando está hospitalizado, no comparecencia a las visitas médicas...

Detectados por el sistema educativo:

En el ámbito educativo los maestros, psicólogos, psicopedagogos u otros profesionales que allí trabajen pueden detectar distintos indicadores. Estos indicadores no nos llevan a un diagnóstico de desprotección infantil pero si a vigilar a las familias bajo sospecha. Nos encontramos con:

- En el menor: Ausencias injustificadas y repetidas, síndrome inverso a la escolaridad (deseo del inicio de las clases el lunes y rechazo a abandonarla los viernes), tendencia a dormirse en clase, negativas por parte del niño a regresar a su casa, llamadas continuas de atención, cambios en el rendimiento escolar...
- En los cuidadores: Desinterés por los profesores o actividades escolares, muy críticos con sus hijos, no justifican sus ausencias escolares, ofrecen explicaciones ilógicas a las lesiones del niño...

 

FACTORES DE RIESGO:

Los factores de riesgo son condiciones que incrementan la posibilidad de que una persona desarrolle un determinado problema o trastorno:

* Factores individuales:
- De los padres: Carencia afectiva en su infancia, historia de malos tratos, falta de experiencia en cuidar niños, desconocimiento de las necesidades del niño, escasa tolerancia a la frustración, falta de autocontrol, impulsividad, escasa capacidad empática...
- De los menores: Desobediencia, hiperactividad, apatía...

 

* Factores familiares: Familias numerosas, padres adolescentes, falta de uno de los padres, familia monoparentales, hijos no deseados, mala comunicación en la pareja, estrés permanente, rupturas repetidas de la estructura familiar, ausencias prolongadas del domicilio familiar, estilo disciplinario punitivo, carencia de vínculos afectivos...

 

* Factores ambientales: Desempleo, insatisfacción laboral, ingresos insuficientes, falta de vivienda, hacinamiento, aislamiento social, escaso apoyo social...

 

* Factores socioculturales: Crisis económica, movilidad social, actitudes inadecuadas hacia la infancia, mujer, familia...

M. J. Rodrigo y J. Palacios (RODRIGO, M. J. y PALACIOS, J.: Familia y desarrollo humano. Alianza Editorial. Madrid, 1998) resumen las explicaciones que se han dado del maltrato infantil:

Las primeras explicaciones ponían énfasis en el funcionamiento psicológico de los padres, explicando el maltrato infantil como consecuencia de trastornos de la personalidad y/o psicopatológicos de los progenitores. Martínez y de Paúl señalan algunos factores presentes en las personas que están al cargo de menores y que tienen tendencia a maltratar:

- Las propias experiencias de los maltratadores como víctimas a su vez de malos tratos en su infancia.
- El déficit de apoyo social que sufren estas personas las incapacita para afrontar adecuadamente situaciones con gran carga de estrés.
- Alteraciones psicológicas.
- Falta de habilidades para educar a los hijos sin tener que recurrir al castigo o a los malos tratos.
- Presencia de características como apatía, inmadurez, depresión...

Sin embargo, en muchos casos no se aprecian estas características, por lo que es preciso buscar otros determinantes.

Un segundo enfoque se centra en factores sociales y económicos, que inciden en las condiciones adversas de la familia. Así, el paro, la pobreza, el estrés económico, el aislamiento social, los problemas de vivienda... serían los factores explicativos del maltrato. Esto no explica sin embargo los casos que se producen en clases sociales altas sin problemas de este tipo.

Por último hay un tercer grupo de explicaciones que se centra tan sólo en las características de los niños maltratados. Dicen estas teorías que hay características en los niños que incrementan el riesgo de padecer malos tratos. Parece que hay una mayor incidencia en niños prematuros, que tienen un temperamento difícil, con discapacidades, con dificultades para el aprendizaje, con escasas habilidades sociales o con retrasos en el desarrollo del lenguaje.

Sin embargo, ninguno de estos modelos explicaría por sí solo los factores que colocan a los niños en situaciones de riesgo. Tendríamos que tomar elementos de los tres para explicar por qué se producen casos de malos tratos a menores.

CONSECUENCIAS:

Existen muchas consecuencias que los malos tratos producen en los menores. Éstos varían de unos a otros y van a depender de múltiples factores como las características del agresor, de la víctima, factores ambientales, familiares, sociales...

Las consecuencias que tienen los malos tratos en los niños y niñas son múltiples y muy variadas y afectan a todos los ámbitos de su vida. En un niño o niña maltratado podemos encontrar:

Consecuencias físicas:

- Debido al abandono o a la negligencia: Retraso en el crecimiento, dificultades en el desarrollo psicomotor, problemas de visión, enfermedades, accidentes...
- Debido al maltrato físico: Cicatrices, heridas profundas, pérdida de piezas dentales, retrasos motores, deficiencias mentales...
- Debido a agresiones sexuales: Anomalías o lesiones en la vulva, vagina o ano.
- Debido al maltrato prenatal: Retraso en el crecimiento intrauterino, déficits en el desarrollo cerebral, disfunciones motoras, dificultades de aprendizaje, bajo peso al nacer, infecciones...
- Lesiones de todo tipo (cutáneas, bucales, óseas, internas...), traumatismos, enfermedades infecciosas, retrasos madurativos, embarazos (en el caso de abusos sexuales), alteraciones neurológicas múltiples...

Consecuencias psicológicas:

- Alteraciones neurológicas: Retrasos cognitivos o intelectuales, retrasos escolares, déficits en la comprensión y la utilización de las palabras... falta de concentración.
- Psicopatológias como ansiedad de separación, disminución del autoconcepto, depresión, ansiedad, intentos de suicidio, trastornos del lenguaje, trastornos de eliminación (ecopresis, que sería la emisión repetida de heces involuntaria o intencionada en lugares inadecuados y la enuresis que sería la emisión repetida de orina durante el día o la noche en la cama o en los vestidos, sea involuntaria o intencionada).
- Problemas sociales, de cognición social, problemas en sus relaciones, problemas de expresión de emociones, baja empatía... Alteraciones en las relaciones entre sí, dificultad para establecer relaciones de confianza con adultos,... sentimientos de soledad y de estigmatización...
- Debido a agresiones sexuales: Estrés, sentimientos de culpa, disminución de la autoestima, dificultades en las relaciones, aislamiento, temores, hostilidad, sentimientos de vergüenza, cambios en hábitos de alimentación, insomnio, ansiedad, depresión, pesadillas, disfunciones sexuales (evitación, insatisfacción, compulsión...)...

Consecuencias comportamentales:

Conductas excesivamente agresivas, conductas delictivas, rabietas, conductas desadaptadas, distraibilidad, conductas autodestructivas, pobre control de impulsos, autoagresiones, conductas de evitación,... problemas de control de la conducta, mayor frecuencia de conductas agresivas y delictivas... propensión a la distracción y a la hiperactividad o a la apatía...

Debido a agresiones sexuales: Conductas antisociales, agresivas, alteraciones del sueño, tensión muscular...

Efectos diferentes en niños y en niñas:

La mayoría de los expertos coinciden en que no se puede hablar del abuso sin que ello no suponga o conlleve riesgos de tipo emocional para sus víctimas. Estas reacciones serán más fuertes si el agresor es un familiar y si el abuso se produce de forma repetitiva, al sentirse más culpable por no poder evitarlo. Los niños que han sufrido abusos sexuales tienden a su vez a abusar de otros menores, corren alto riesgo de convertirse en agresores, utilizar formas de abusos similares contra otros niños más jóvenes, utilizar violencia contra los que están a su cuidado o contra sus propios hijos. Las niñas por el contrario presentan más reacciones de ansiedad y depresión (patología más relacionada con los abusos sexuales), suele objetivizarse en el fracaso escolar y dificultades inespecíficas de socialización.
 

 



Curso a distancia toda España y Latinoamerica: MEDIADOR-A SOCIAL EN PREVENCION DE MALOS TRATOS Y VIOLENCIA DE GENERO 


Matricula: 
  oferta
Diploma acreditativo.

 

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion
 

 

 


  Tambien para Latinoamerica

 

 




ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE



Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03
 

 

Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE