ACOSO MORAL

Millones de trabajadores son víctimas o lo han sido de lo llamado «acoso moral en el trabajo», hostigamiento psicológico o «mobbing».


La palabra «mobbing» deriva del término inglés «mob». Este sustantivo en castellano significaría «multitud», «gentío». Mientras que el verbo «to mob» describe la acción de ese gentío de agolparse en torno a algo (un edificio, un objeto) o bien la de asediar o atacar en masa a alguien (una persona). El origen de la palabra describiría una acción colectiva de un grupo de personas frente a algo o alguien. No siempre tiene un matiz negativo como ahora está siendo tratado en el ámbito de las condiciones de trabajo, ya que puede rodearse de forma amistosa o de forma hostil.

Los medios de comunicación se han hecho eco informando de este problema enfocándolo desde el ámbito laboral que cada vez afecta más personas y lo definen como:
 
- «Cualquier manifestación de una conducta abusiva y, especialmente, los comportamientos, palabras, gestos y escritos, que puedan atentar contra la personalidad, dignidad o integridad física de la persona, o que puedan poner en peligro su empleo o degradar el clima laboral».
- «Manifestación permanente y sublime de una conducta abusiva y especialmente de desgaste psicológico, que incluye comportamientos, palabras, actos, gestos y escritos que puedan atentar contra la personalidad, la dignidad o la integridad física o psíquica de un individuo».
- «Una persona o un grupo de personas ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática, durante un tiempo prolongado, sobre otra persona en el puesto de trabajo»...

Se detecta este comportamiento hacia personas como estrategia para despedirla.

El concepto de mobbing fue introducido en las ciencias sociales por el etólogo Konrad Lorenz, como extrapolación de sus observaciones en diversas especies de animales en libertad.

En su significado original más simple, se llama mobbing al: ataque de una coalición de miembros débiles de una misma especie contra un individuo más fuerte.

Actualmente, se aplica a situaciones en las que un sujeto es sometido a persecución, agravio o presión psicológica por uno o varios miembros del grupo al que pertenece, con la complicidad del resto. En realidad, el fenómeno, aunque escasamente estudiado, es conocido desde antiguo como síndrome del chivo expiatorio (Culpar a un individuo o grupo cuando la falta es de otro). El resto de los compañeros se convierte en cómplices del agresor al no hacer nada por remediar la agresión y no denunciarla, sintiendo hasta cierta diversión ante la situación que casi siempre suele ser una mujer, por ser una víctima más manejable, de igual forma que el agresor suele ser un varón.

Ha sido muy investigado también por científicos y psicólogos a lo largo de la historia principalmente en España por el Profesor Heinz Leymann cuya definición aparece en una nota técnica del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) y habla de hostigamiento psicológico como:

«Una situación en la que una persona (o en raras ocasiones un grupo de personas) ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente (como media una vez por semana) y durante un tiempo prolongado (como media unos seis meses) sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente que esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo».

Este problema empezó a expandirse hace dos años aproximadamente por la publicación del libro El acoso moral, de la Dra. Marie France Hirigoven. Esta psiquiatra y psicoanalista francesa fue quien acuñó el término. Para ella existe la posibilidad de destruir a alguien sólo con palabras, miradas, mentiras, humillaciones o insinuaciones, un proceso de maltrato psicológico en el que un individuo puede conseguir hacer pedazos a otro. Es a lo que denomina violencia perversa o acoso moral.

Después de años de haber soportado una situación de rechazo y menosprecio y, en algunos casos, haber llegado a desequilibrios físicos y psíquicos graves, este libro facilitó el apoyo y fuerza al reconocerse esta realidad. Se trata, según su propia definición, de:

«Procedimientos abusivos, palabras o sobreentendidos, gestos y miradas que, por su frecuencia y sistematización, afectan la integridad psíquica o física de una persona» (Diario Clarín, 7/5/2000, pp. 24-25).

En un mundo como el nuestro, en el cual la violencia física y la violencia sexual abundan tanto, el maltrato psicológico o acoso psicológico corre el riesgo de pasar inadvertido.

Recientemente el término ha sido descrito por un grupo de expertos de la Unión Europea como:

«Un comportamiento negativo entre compañeros o entre superiores e inferiores jerárquicos, a causa del cual el afectado es objeto de acoso y ataques sistemáticos y durante mucho tiempo, de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo y/o el efecto de hacerle el vacío».

Se trataría de una conducta hostil o intimidatoria a un trabajador que puede ser llevada a cabo por un individuo o por varios, y que este individuo o individuos pueden ser tanto el propio jefe, como su representante o mando intermedio, o incluso sus propios compañeros de trabajo con una posición superior.

Hay que tener en cuenta que el principal objetivo del mobbing es hacerle vacío al trabajador, es decir provocar su humillación y su definitivo alejamiento del lugar de trabajo

Este acoso puede darse en cualquier ámbito de nuestra vida, puede darse en la pareja, en la familia, en el ámbito laboral, social, etc. Aunque se trate de contextos distintos el funcionamiento es similar. El punto común de todas las situaciones de acoso moral es que se trata de una violencia probada, aunque se mantenga oculta, que tiende a atacar la identidad del otro y a privarlo de toda individualidad.

Se trata de una violencia indirecta que se ejerce esencialmente a través de una falta de respeto. Los procedimientos perversos aparecen con mucha frecuencia en los casos de separación y divorcio. Otras veces, el acoso es suscitado por sentimientos de envidia de alguien que posee algo que los demás no tienen.

Shuster (1996) considera que el acoso institucional es una de las experiencias más devastadoras que puede sufrir un ser humano en situaciones sociales ordinarias. Lo define como «ser objeto de agresión por los miembros del propio grupo social», y lo distingue de dos situaciones próximas: el rechazo social, en el que el individuo puede ser excluido por sus iguales de contactos e interacciones, pero no perseguido, y la desatención social, en la que el individuo es, simplemente, ignorado.

MODALIDADES DIFERENTES DENTRO DEL ACOSO MORAL:

Para que se produzca acoso es necesario la presencia de una persona que asume el papel de perseguidor principal, con suficiente autoridad. Su personalidad presenta una peculiar combinación de rasgos narcisistas y paranoides, que le permiten autoconvencerse de la razón de su actividad destructiva.

- «BOSSING»: La persecución y acoso puede ser ejercitada por el empresario frente a un trabajador o trabajadores por motivos de reorganización, de reducción de personal, eliminar trabajadores incómodos... prefiriendo que el empleado se marche voluntariamente antes que pagar la correspondiente indemnización por el despido improcedente.

Esta conducta se describe en inglés con el nombre de «bossing», palabra que proviene de «boss» (patrón o jefe). Se trata de un tipo de conducta que suele presentarse generalmente en empresas de menor tamaño, muchas veces de carácter familiar, en las que el empresario desarrolla una estrategia para «librarse» de un trabajador.

- Hablamos propiamente de «MOBBING» refiriéndonos a las formas de persecución y acoso recurrente que unos trabajadores, que ocupan una posición considerada como superior, ejercen frente a otro u otros trabajadores.

Es una sofisticada forma de acoso u hostigamiento psicológico que un empleado sufre en su lugar de trabajo.

Características:

El mobbing o el bossing a diferencia de otros conflictos entre personas en el mundo laboral, se caracteriza por:

- Existe una victima y un agresor.
- La agresión no responde a motivos reales sino a un delirio a una necesidad de destruir lo que no puede tener.
- Sutileza: No existen conductas agresivas manifiestas.
- Continuidad en el tiempo: Es un proceso lento que se prolonga en el tiempo produciendo un gran desgaste psicológico.
- La repetición constante.
- La víctima ocupa una posición de inferioridad respecto del agresor: Es una relación asimétrica al ser una relación desigual entre las dos partes implicadas.
- El «perverso», una vez iniciado el ciclo de violencia, no parará nunca. Evitará siempre la confrontación directa. Culpará, indirectamente, a la víctima.
- Es muy difícil probar la violencia psicológica ya que la agresión se produce de manera indirecta.
- El objetivo es el abandono del puesto de trabajo.

Causas del mobbing:

El mundo laboral: Existen cambios en la producción, en la presión de la economía, el mercado laboral flexible, la competencia, la reestructuraciones para ahorrar puestos de trabajo, el ritmo de actividad, el cambio de funciones y responsabilidades, el paro...

La estructura organizativa: La provisionalidad crea inestabilidad, desconfianza y falta de compromiso. Con este marco laboral es fácil que se produzcan situaciones de abuso de poder y los trabajadores no puedan defender sus derechos. Existen factores de riesgo por la organización del trabajo como presiones y carga de trabajo, sistemas y procedimientos de trabajo, contenido de la tarea, definición de funciones y responsabilidades...

Ambigüedad del Rol: La falta de claridad en las funciones desempeñadas por el trabajador, no identificación del alcance y los límites del cargo, si una persona conoce claramente el papel que desempeña en la empresa es consciente de sus responsabilidades y objetivos generará control frente a las demandas del cargo lo que le brinda seguridad, tranquilidad y apego a la empresa.

Falta de actuación de los responsables: Los jefes que no atienden las quejas de las personas. Están eludiendo una de sus responsabilidades que seria la intervención para resolver los conflictos y la defensa de la dignidad de todas las personas trabajadoras que están a su cargo.

Relaciones personales: Entorno relacional en el lugar de trabajo y en una inadecuada gestión de los conflictos interpersonales por parte de los superiores. Son las interacciones formales e informales existentes entre los miembros de una empresa. El tipo y de calidad de relaciones con los superiores, compañeros y subordinados así como con proveedores y/o usuarios.

La persona acosada: Tiene miedo de ser acusada, tiene miedo de las represalias, no sabe que pasa, se cuestiona lo que está establecido, pero no se defiendo porque saldrá perdiendo.

¿Por qué se da ahora?:

Siempre han habido personas acosadas y perseguidas por diferentes razones:

- El prestigio laboral: «Si no trabajas eres un marginado, y si trabajas, cuanto más arriba llegues más dinero tienes».
- Tienen que conseguirse los objetivos de la empresa aunque sea a costa de la propia salud del trabajador.
- Se fomenta la competitividad entre compañeros premiando acciones perjudiciales para otros..
- Estamos en una sociedad donde prima la imagen: Vivimos pendientes de apariencias desatendiendo otros aspectos de la vida mas prioritarios.

 

 

curso maltrato y violencia de genero
 
Curso a distancia: MEDIADOR-A SOCIAL EN PREVENCION DE MALOS TRATOS Y VIOLENCIA DE GENERO 


Matricula: 
  oferta
Diploma acreditativo.

 

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion
 

 

 

  


  Tambien para Latinoamerica

 

 




ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE



Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03
 

http://animacionservicios.wordpress.com
http://www.youtube.com/animacionservicios

 

 

Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE